Educar para respetar
18/05/2016

El respeto por la Propiedad Intelectual se inculca

 

Opiniones de Carlos López Sánchez Secretario General de la SGAE, España.

El siguiente es un resumen de una conversación sostenida con el Sr. Carlos López Sánchez, Secretario General de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) y Presidente del Instituto de Derecho de Autor de Madrid. Dicho encuentro se dio en el marco del curso especializado de la OMPI en Derecho de Autor y Derechos Conexos para países de América Latina realizado en nuestro país del 16 al 20 de mayo del año en curso.

 

De izquierda a derecha: Carlos López y Alberto Zúñiga.

 

Boletín ACAM/ Usted mencionaba, en su charla de apertura del curso, algunos hitos históricos como evento revolucionarios y, desde luego, que la aparición de la Internet es el más reciente. La digitalización es la norma hoy día. Toda revolución genera algunos traumas especialmente en aquellos sectores que ofrecen alguna resistencia en la adaptación o asimilación del nuevo orden. En este sentido qué nos puede comentar muy brevemente sobre el encuentro del mundo análogo con la concepción, del mismo mundo, pero en modo digital desde la perspectiva del Derecho de Autor.

 

Carlos López/ El punto de partida es el cambio que en todos los sentidos supone la aparición de internet y la explotación a través de redes digitales. Cambia total y absolutamente el panorama de la explotación del derecho de autor. Esto no significa ni mucho menos que vaya a desaparecer el mundo analógico. Van a seguir existiendo los conciertos de música o el cine en su forma clásica, pero, indudablemente han aparecido nuevas formas de explotación.

 

El gran  problema que surge con este nuevo sistema de explotación es cómo proteger los derechos de autor, mejor o peor, con errores o aciertos, con aspectos negativos o aspectos positivos. 

 

B.A/ Pero está claro que existe una puja continua con los señores de la industria digital que, en apariencia, puede mantenerse durante un buen  tiempo y mientras tanto el mundo digital aumenta de velocidad, por decirlo de algún modo.

 

C.L/ La realidad es que en el mundo analógico se establecieron unos parámetros y unos criterios de explotación de las obras, de una recaudación de las obras, de reparto de lo generado por las obras y una fijación de justas remuneraciones. Claro está que cuando aparece esa masiva e incontrolada utilización de las obras, anónima en muchos casos, y como bien lo van a demostrar algunas de las ponencias que se están desarrollando en este curso,  podremos observar  que del mismo momento en que una obra se sube a Internet ya es imposible de parar su divulgación o esa explotación, entonces podrás ejercer acciones, podrás reclamar un pago que no se te ha efectuado pero la explotación se ha producido ya y no se puede parar a no ser que se bajen todos los contenidos explotados y eso también será contra producente para la información y conocimiento de los usuarios.

 

 

B.A/ Con su experiencia acumulada me parece que usted podría resumir en pocas palabras lo que tendría que suceder.

 

C.L/ Yo abogo por un gran pacto delos titulares de los derechos a través de las entidades de gestión y las industrias tecnológicas que llevan a cabo las explotaciones de lo contrario mucho me temo que llegaremos a una situación injusta en  la cual el principal proveedor de contenidos de esas industrias tecnológicas que son los autores que son los artistas que son los productores se van a encontrar en una situación de absoluta disminución y enorme inferioridad frente a la industria tecnológica. O dicho de otro modo; unos obtienen enormes beneficios sin pagar por ellos.

 

B.A/ Y del otro lado del mundo, es decir Europa, ¿cuál es el tema más fresco en el tapete de discusiones?

 

C.L/ Lo que se discute ahora en Europa es lo que se llama la Transferencia de Valor. En que consiste este asunto? En que el contenido forma parte del valor del producto que ofrece una industria tecnológica y eso es perfectamente lícito pero eso tiene que ir acompañado de un retorno de ese valor al que lo genera. Es decir al titular de los derechos. Cómo lograremos resolverlo eso se verá en los próximos años, es una situación complicada que tiene que tener una o varias salidas por algún lado.

 

 

B.A/ En la exposición de Ernesto Rengifo, sobre retos y  oportunidades del derecho de autor y los derechos conexos en un mundo globalizado y digital, él mencionaba que Latinoamérica tiene que aprender a observar los resultados de los acontecimientos en el mundo desarrollado. Yo le doy un giro a esa opinión y le pregunto qué es lo que usted observa y que resulta primordial en nuestro continente.

 

C.L/ Para mi hay un punto de partida en ese tema que es la clave. La educación. Es decir no logro entender la reticencia porque llevo años defendiendo la necesidad de que en las escuelas, de que en los institutos, en los colegios; desde la más temprana edad al niño y a la niña;  se les inculque el respeto por la creación intelectual.

 

La diferencia del porcentaje de piratería en los países del norte de Europa Sueca Dinamarca Noruega con los del sur España Italia Grecia es abismal. Ellos, los del norte, tienen en su ADN, desde un principio, el criterio del respeto. Es que eso se aprende desde la escuela y se aprende, y ojo poned atención, desde la casa.

 

Cómo vamos a pedirles un respeto cuando los niños ven a su papá y a su mamá bajando de plataformas ilegales centenares y centenares de contenido. Entonces creo absolutamente que debemos partir de esa base y estoy claro que esto se llevará una generación entera y bueno hombre que si es necesario que se pierda una generación entera que así sea, pero, este sería el sedimento sobre el cuál se edificaría el edificio del respeto hacia la Propiedad Intelectual.

 

B.A/ Pero acompañando a la educación tiene que haber una ley que fomente, consolide y proteja a quienes nutren la cultura con sus creaciones.

 

C.L/ Exactamente. Ya lo has dicho. La siguiente herramienta, en ese proceso de respeto por la propiedad intelectual, son las leyes que reconocerían esos derechos y a la población no le extrañaría, ni mucho menos, que hayan sanciones con quienes atentan contra esos derechos. Pero hoy se ha instaurado algo de lo que hemos estado hablando todo el día de hoy y que es la cultura del consumo libre y gratuito. Hay que hacerle entender al niño que la cultura tiene un valor y el que crea cultura tiene derecho a vivir de ella de una manera razonable, y esto quiere decir, con un ejemplo muy simple, que si no puede comer tres veces al día que mínimo coma dos. ¿Es o no razonable? 

Derechos Reservados 2017 © ACAM Costa Rica • Diseño y programación:Tormenta Cerebral • © Nimbus 1.0