Regresamos al Latin GRAMMY
28/09/2017

“Una nominación al Latin GRAMMY es algo que el artista llevará consigo para toda la vida”.

Así de contundente se expresó Jorge Castro, miembro de la Academia Latina de la Grabación, en entrevista exclusiva para ACAM en referencia a las nominaciones de artista costarricenses al Latin GRAMMY 2017.

 

¿Qué gana el país con estas nominaciones en el Grammy?

 

J.C.: “Me gustaría primero comentar que el premio se llama Latin GRAMMY, ese es el nombre oficial aunque algunos se refieren a él como GRAMMY Latino. Y aunque lleva la palabra GRAMMY es un universo totalmente aparte del GRAMMY americano, inclusive en las categorías latinas donde se puede sentir, desde mi punto de vista, una manera muy distinta de apreciar nuestra música por parte de los votantes de ambas academias". 

 

"El Latin GRAMMY es el premio que se entrega en la noche más importante de la música latina por lo tanto, tener una nominación a ese premio es algo que al artista llevará consigo para toda la vida.  Es una distinción única que solo una cantidad muy muy pequeña de músicos alcanzarán. Por eso desde mi punto de vista es mucho más difícil quedar nominado que ganar la estatuilla o la categoría. Me parece que, al igual que había un premio o compensación económica sustanciosa por parte del Ministerio de Cultura para los atletas destacados (premio que recibió Claudia Poll y creo que Nery Brenes) así igual lo debería de haber para los artistas de la música nominados y/o ganadores a este premio, o por ejemplo en el caso de una nominación a un Oscar porque ponen el nombre de Costa Rica en lo más alto del escenario de la música a nivel global”. 

 

 

¿Qué valor real tiene una nominación, dejando aparte el asunto emocional y nacionalista?

 

J.C.: Eso es muy relativo. Ha habido producciones que después de una nominación aumentan sus ventas de manera exponencial aunque el premio no tiene nada que ver con ventas o lugares de preferencia en las listas de popularidad. Mucho menos tienen que ver con "likes" en redes sociales o cantidad de seguidores. Es un premio de colegas, de gente que sabe de música, entendida en la materia, profesionales que tenemos que demostrar nuestro talento, nuestro conocimiento y además permanecer activos". 

 

"Si usted quiere ser miembro y hace cinco años no produce, canta, graba, arregla, compone, nada, pues no puede participar hasta que tenga una propuesta nueva. Se dice que hay productores que después de ganar una estatuilla cobran el doble por su trabajo, pero hay que tener mucho cuidado porque lo que un artista quiere es seguir creciendo y trabajando y si no es muy conocido o sus ingresos vienen de un mercado pequeño, la gente puede pensar que ahora después de la nominación son "muy caros o impagables" y el trabajo puede inclusive bajar. Ha pasado. Hay que ser inteligente, no dar pasos en falso y rodearse de gente que te asesore sobre todo a la hora de firmar cualquier cosa. Ahí es importante asesorarse con abogados expertos, managers, etc. Si uno es ordenado en lo pequeño también lo será cuando llegue lo grande”. 

 

“En la semana del Latin GRAMMY se celebran muchísimas actividades alrededor de la premiación y es ahí donde es de muchísimo valor, todas las tarjetas de presentación, demos, CD's, download cards que uno pueda repartir. En un pasillo se puede topar a un peso pesado de la industria y que puede estar abierto a escuchar tu música o a darte un email para enviar material. Estar nominado te abre esas puertas y no solo estar nominado sino que también ser miembro de la academia. La Academia Latina va mucho más allá de ser una entrega de premios. Hay que ver los resultados de programas como la Fundación Cultural Latin GRAMMY, del programa GRAMMY en las Escuelas que espero algún día se pueda hacer en Costa Rica y a la cual he tenido el gusto de asistir y donde pude observar a Juanes, Juan Luis Guerra, Jaci Velásquez o en ese momento al Presidente de MTV, Jose Tillán, motivando a los estudiantes a salir adelante, cumplir sueños, estudiar música o impartiendo talleres de composición y cómo hacer videos de buena calidad. Eso es lo que de verdad no tiene precio”.  

 

En los Latin GRAMMY: Irene Gámez y Jorge Castro.

 

Sentís que las anteriores nominaciones y triunfos en el Grammy ¿han transformado algo en nuestra comprensión musical del mundo?

 

J.C.: “Totalmente. Cada nominación es un paso hacia adelante en un viaje en el que no hay marcha atrás. Es una palmada en el hombro y para todos porque primero inyecta y llena de orgullo y dan ganas de ser mejor, de seguir el ejemplo, de superarse. No por querer ganarse un premio porque eso es el peor error. Si su meta en la vida como músico es quedar nominado a un premio, está TODO MAL, todo de cabeza, pero si está muy claro que para llegar ahí, hay que quemar muchas neuronas y pensar y ser diferente. Aquí se hacen ya producciones de primer mundo y casualmente este año se grabó en Costa Rica, California y Perú una joya musical que será lanzada muy pronto. Una producción de esas que se hacen muy poco y refrescan el oído, con una selección de músicos, productores, ingenieros y arreglistas exquisita que hermana gente de muchos países y en especial talento tico con lo mejor de la música mundial. Muy pronto les estaré contando más sobre este GRAN proyecto”. 

 

El maestro Eddie Mora Bermúdez encabeza una planilla de lujo al frente de la Orquesta Sinfónica Nacional y la producción “Música de Compositores Costarricense Vol.2” que contiene obras de Carlos Enrique Vargas (q.d.D.g.), William Porras, Carlos José Castro Mora y Alejandro Cardona, y su ingeniero de sonido fue Carlos "Pipo" Chaves.

 

Para información y educación de quien lea esta nota ¿cómo es que una obra nacional llega a ser nominada en los Grammy?

 

J.C.: “En mi caso, todos los años desde hace 18 años siempre le recomiendo a todos los músicos que se hagan miembros de la Academia Latina de la Grabación, porque eso te da los mismos privilegios que tiene una disquera grande". 

 

"A veces a alguna gente se le complica un poco el proceso de inscripción y si alguien me pregunta pues con todo gusto yo les explico o ayudo en lo que pueda. Dependiendo de la producción hay muchas categorías donde se pueden inscribir las producciones tanto en el Latin GRAMMY como en el GRAMMY tradicional. Yo siempre recomiendo inscribirlo en todas las categorías que sea posible siempre y cuando cumpla con los requisitos. Hay derecho a equivocarse, uno puede creer que su CD es del género Rock, pero hay un comité de expertos que te puede decir que en realidad es Pop o Pop/Rock y no hay problema y lo importante es que para eso, tienen que escuchar tu trabajo, siempre hay alguien escuchando. Hay algo que nunca me ha gustado y me parece que no puede suceder. Me refiero a dedicarle una gran cantidad de horas, esfuerzo, talento y dinero a una producción y al final no inscribirla. Eso es un pecado capital, sería como no creer en uno mismo". 

 

"En la Academia hay un grupo súper amable de personas siempre dispuestas a ayudarte, asesorarte y contestar todas las dudas posibles que pueda tener cualquier artista, de cualquier país. Mi consejo es que no se queden nunca con dudas”. 

 

 

Jorge Castro es dueño de Doctor Music Recording Studios. Además, es productor, compositor, guionista, arreglista e ingeniero de grabación. Ha producido más de 1,500 jingles para spots de televisión y radio. También ha producido singles y álbumes para diferentes artistas.

Derechos Reservados 2016 © ACAM Costa Rica • Diseño y programación:Tormenta Cerebral • © Nimbus 1.0