Berenice Jiménez: “Mi composición es sincera y sentida”
04/10/2017

La joven cantautora Berenice Jiménez ganó la eliminatoria nacional del II Festival Internacional de Cantautores (FICA) 2017.

La final se realizó en las instalaciones de ACAM, el pasado 22 de septiembre, fue organizada por la Fundación Salud sin Fronteras y contó con la participación de diez cantautores.

 

El jurado integrado por Susana Poveda (directora ejecutiva del FICA), Duvalier Quirós (Gaviota de Plata del Festival de Viña del Mar, 2002) y Humberto Vargas (Gaviota de Plata del Festival de Viña del Mar, 2006) no la tuvo fácil… los participantes dieron su mejor interpretación… y luego de una extensa deliberación, decidieron que Jiménez nos representará en la final internacional de este festival, a efectuarse en noviembre próximo.

 

Berenice interpretó “Poema II”. Para conocer más a la ganadora, ACAM le realizó una entrevista, misma que compartimos con ustedes:

 

¿Qué es lo relevante de este tipo de eventos en términos musicales?

 

B.J.: “Representa un encuentro riquísimo en el que se genera un intercambio de trabajos de composición a lo largo del país, y ya en esta etapa, alrededor del mundo. Implica un encuentro cultural en el que va implícito un crecimiento e interlocución para tomar conciencia del trabajo de otras personas y reconocimiento también del camino propio. Es un festival pionero en el país que le da un lugar de importancia mayor, importancia merecida, al trabajo de quienes apostamos por esto. Además, puedo decir que para muchos implica mostrar por primera vez su trabajo, lo cual es un paso muy importante en la construcción artística de cada quien”.

 

 

¿Había participado en alguno similar a este? ¿Qué le pareció la experiencia de este?

 

B.J.: “Nunca había participado en ningún concurso de este tipo, solamente en el colegio tipo “talent show”. La experiencia hasta el momento me ha parecido sumamente enriquecedora y armoniosa. Las personas organizadoras han sido respetuosas con mi trabajo como artista y con el de las demás personas que participaron. Han demostrado una escucha sensible y le han dado un lugar muy hermoso a mi trabajo, que proviene de una composición sincera y sentida. Agradezco muchísimo esta oportunidad”.

 

“Así mismo, creo que se podría fortalecer el trabajo del compartir. Tal vez plantearse más un espacio de creación colectiva que de concurso. Creo que es posible aprovechar el espacio a nivel nacional y generar un festival de intercambio, de construcción, de encuentro desde el inicio”.

 

“Podría también implementarse a nivel nacional un esfuerzo hacia grabar algunas canciones seleccionadas y de esta forma dar a conocer más concretamente el trabajo de las personas que participan en el festival. Se podría aprovechar el espacio de Casa Caníbal en el Farolito o algún otro estudio de grabación cercano. Y tal vez hacer el festival en ACAM. Es cuestión de ir experimentando”.

 

¿Cuáles son las temáticas principales en su repertorio?

 

B.J.: “Yo a la hora de escribir me enfoco en hablar de lo que me pasa, a veces centrada en mis procesos personales, mi respuesta o centrada en la problemática más social que desarrollo en imágenes poéticas o del orden de lo ficcional. Trabajo temas políticos, afectivos y sociales desde lo subjetivo. Creo en el arte que acuerpa las movilizaciones sociales y además le abre la puerta a los sentimientos. Considero que el arte es un vértice de transformación social y de lectura del contexto que debe asumirse con responsabilidad y conciencia. Además, el arte hace vibrar a las personas y creo que en este sistema tan rodeado de violencia y desigualdades sociales, una respuesta que invite a sonreír y disfrutar es también una propuesta de resistencia. Desde Lapislázuli, que es el proyecto de dúo en el que trabajo con Víctor Pérez, hacemos música siguiendo también esta línea. Somos un proyecto que acuerpa los feminismos, la lucha por el derecho al agua potable, el respeto a las diversidades y la música como ventana para otros mundos”.

 

 

Cuéntenos sobre su interés por la música, la composición y la interpretación.

 

B.J.: “Para mí la composición ha sido una posibilidad de canalización y sanación de procesos que me atraviesan. La música propia, entre muchas cosas, me parece que es esa posibilidad de escritura y reintrepretación a manera de resignificación de la realidad personal, del recorrido. Una misma convirtió todo aquello en una propuesta hacia fuera. Y ese recorrido de sanación, muy afortunadamente además, representa de repente un espejo para otras corporalidades.

Al interpretar y, también, al escuchar música que proviene de un trabajo sincero y comprometido con las fibras subjetivas, se comienzan a abrir caminos a procesos que invitan a reflexionar hacia adentro. Estas reflexiones también pueden ir generando cambios hacia afuera. Creo mucho en ese poder transformador de la música”.

 

Siempre hay influencias y en ese sentido ¿las suyas han sido o son...?

 

B.J.: “Pues he tenido grandes influencias que han marcado mi experiencia como Natalia Lafourcade, el Kanka, Jorge Drexler, Perotá Chingó, Candelaria Zamar, Esperanza Spaldin y los Beatles, como en términos musicales y literarios. Lianne Lahavas, Norah Jones, Ella Fitzgerald, Emily King, Mercedes Sosa, Amy Winehouse en los conciertos, en el estilo musical, la interpretación, la propuesta. Así mismo, el trabajo de compositores(as) nacionales como Christina Cleveland, Fabrizio Walker, Oscar Kopper, Franklin Noguera, Maf É Tulá han inspirado muchísimo mi trabajo actual. Saber que en el país cada vez es más grande la comunidad de músicos que escriben lo propio, hace que mi trabajo se sienta aún más invitado a irse conformando como tal”.

 

“Así mismo, he tenido influencias no solo en la música, si no en la escritura. Mi padre Jorge Jiménez ha sido una figura importantísima en mi acercamiento a la literatura y la poesía. Él me regalaba libros cuando niña que me fueron conectando con las creaciones literarias que abren muchas puertas en términos personales de acercamiento a la realidad. En la poesía me he acercado al trabajo de Alejandra Pizarnik, Alfonsina Storni, Olga Orozco, Regina José Galindo, Jeymer Gamboa, Jorge Boccanera… entre otros”.

 

 

¿Qué piensa sobre Costa Rica como escenario musical?

 

B.J.: “Me alegra que actualmente cada vez haya más espacios de esparcimiento cultural y artístico. Creo que con estos esfuerzos tanto comerciales como estatales, se han logrado ensanchar las posibilidades laborales para las personas que quieren dedicar su vida a esta disciplina. Quisiera que cada vez se expanda más la oferta cultural, que la gente se permita acercarse más al trabajo de calidad que se está haciendo y que haya cada vez más espacios”.

 

“Un asunto que muchas veces se vuelve un complique es con la grabada de la música original, es bien difícil y más si una no tiene recursos. Lo bueno es que ahora hay esfuerzos, como el que se está haciendo desde Casa Caníbal con la Movida Caníbal, que abre un espacio que les posibilita a artistas grabar material propio independiente”.

 

Cree que la mujer ¿está bien posicionada en la música nacional, tiene su espacio, es reconocida?

 

B.J.: “Sé de algunas chicas instrumentistas que les cuesta bastante. Se ven pocas chicas digamos en bandas en donde principalmente hay hombres o algo así. Las cantantes son las que de repente tienen más movida, me parece. Por lo tanto aún queda mucho por hacer. Hay que fortalecer esos esfuerzos, ese trabajo, reconocerlo, dar más mérito y así habrá muchas más mujeres con su sabiduría y lectura apostando para trabajar desde la trinchera de la composición musical o diferentes expresiones artísticas”.

 

Berenice Jiménez compartió su felicidad al ganar la eliminatoria nacional del FICA 2017 con su querida madre.

 

Para usted, ¿qué es lo importante en la canción de autor?

 

B.J.: “Que transmita, que sea sincero, que no tenga miedo de enfrentarse a sí mismo y escribir desde ahí, que se comprometa con las letras y que tenga riqueza poética. Creo que eso se va logrando cada vez más si se desarrollan espacios de difusión para que cada vez más personas tengan acceso a ello”.

Derechos Reservados 2016 © ACAM Costa Rica • Diseño y programación:Tormenta Cerebral • © Nimbus 1.0